www.panaktiv.com

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Panaktiv Porqué estoy convencida de Panaktiv

Porqué estoy convencida de panaktiv

E-mail Imprimir PDF

Un comentario muy personal de la Dra. Kathrin Metz-Müller.


Porqué estoy convencida de Panaktiv®

Lo reconozco, Panaktiv® no es justamente un deleite para el paladar. Hoy en día se valora, fundamentalmente, por el sabor y ese es el principal obstáculo para la levadura de cerveza. Es una lástima, porque la levadura de cerveza es un producto natural fuera de lo común y con multiples efectos. ¿Porqué digo esto?

 



Sin duda, las experiencias de mi abuelo, Heinrich Metz, „descubridor“ de Panaktiv® y fundador de la empresa Dr. Metz KG, me han marcado ya desde pequeña.

Un metabolismo perturbado a concecuencia de una ingesta insuficiente de sustancias vitales, es el origen de muchas enfermedades. La levadura de cerveza líquida celular aporta sustancias vitales en gran medida. Ningún otro producto, ni siquiera un compuesto vitamínico pueden competir.

Pequeñas celúlas con un gran efecto.
Nuestra empresa existe desde el año 1950. El desarrollo del Ur-Panaktiv® ya es cosa del pasado. Ya a finales de los años treinta Heinrich Metz investigó junto con el ProfDr. Emil Abderhalden en la Universidad de Halle/Saale los efectos de la levadura de cerveza en diabéticos especialmente y desarrolló una preparación de levadura altamente efectiva, el Ur-Panaktiv®. (Cabe mencionar al respecto que antes del descubrimiento de la insulina, los médicos utilizaban levadura para tratar la diabetes.)

Heinrich Metz, el fundador de la empresa.

Las muchas observaciones positivas terminaron por convencer a Heinrich Metz del  valor de esa levadura de cerveza como un "elixir de salud“.

"Conejillo de las Indias“ Dr. Holger Metz

Uno de los que más se benefició con Panaktiv® fue mi padre, el Dr. Holger Metz, nuestro actual jefe senior. Dado que era un niño prematuro, al nacer pesaba tan sólo 1.615 g. En el año 1937 no era nada fácil, desde el punto de vista médico, sacar a flote a un prematuro tan pequeño. A pesar de las protestas iniciales de su madre, su padre comenzó a administrarle ya temprano pequeñas cantidades de levadura de cerveza. De forma tal que ya poco después mi padre se convirtió en un joven sano que, hoy en día, con 73 años sigue ayudando en nuestra empresa.

Holger Metz pocas semanas después de nacer

Los primeros clientes de Metz fueron, sobre todo, los que volvían de la guerra que apreciaban los efectos positivos de la levadura sobre el debilitado miocardio y la tomaban como sustancia fortalecedora
.


"Infectado“ con levadura de cerveza
Esta idea inicial como soporte para la salud era tan importante para Heinrich Metz que logró que sus numerosos nietos le prometieran que iban a tomar siempre levadura de cerveza. Promesa que hemos cumplido hasta ahora. 
Durante mis estudios de Ciencias de la Alimentación la levadura de cerveza me confirmó el valor que tiene para la salud.
Esto queda confirmado una y otra vez cuando nos llaman los clientes que han conocido Panaktiv® a través de las conferencias de Heinrich Metz y nos siguen siendo fieles hasta el día de hoy. Si se tiene en cuenta que estas ponencias tuvieron lugar en los años cincuenta y sesenta, lo que más sorprende es que todos estos clientes son muy mayores y, evidentemente, gozan de muy buena salud. Una cliente me ha escrito hace poco que su marido volvió de la guerra con una enfermedad estomacal incurable, desde el punto de vista médico, y le estaba tan agradecido a Panaktiv® que incluso lo llevaba cuando hacía excursiones en bicicleta de varios días.


¡Panaktiv® diariamente!
Nosotros, la tercera generación en la empresa Dr. Metz, estamos tan convencidos de Panaktiv® que también nuestros hijos crecen con Panaktiv®. ¡Sí, los niños beben Panaktiv®! Lo primero que decía mi hija Emma (hoy tiene 12 años) por la mañana era: „Panaktiv!“.

Por ser yo una consumidora regular, a veces me asombro de que haya gente que comience a tomar Panaktiv® y le cueste acostumbrarse al sabor fuerte. En realidad, cuando se encuentra la propia mezcla personal (p. ej. con zumo de naranjas o agua mineral) se vuelve una costumbre muy rápidamente, de forma tal que ya no se quiere dejar de tomar Panaktiv®. Frecuentemente, nuestros clientes nos cuentan que alguna vez querían hacer una pausa de Panaktiv®, pero que volvieron a Panaktiv® más rápidamente de lo que habían planificado. ¿Quizás haya sido una forma de recuperar el instinto de reconocimiento de la alimentación valiosa?



Con estas palabras – esta vez más personales que científicas – quisiera incentivar a todos par que tomen Panaktiv®.

¡Seguro que no le va a hacer daño! ¡Salud!

 

 


Última actualización el Martes, 26 de Noviembre de 2013 21:03